UNA BODA FRANCO-ESPAÑOLA EN MARQUÉS DE MONTEMOLAR